Saltar al contenido

Cheesecake con mermelada

receta de cheesecake con mermelada

En esta oportunidad te traigo una receta de cheesecake al horno tradicional, el cual cubriremos con una deliciosa mermelada de fresa casera que es muy fácil y rápida de realizar, así que no esperes más y pon manos a la obra para que deleites tu paladar y el de tus seres queridos muy pronto con este cheesecake con mermelada.

Información General

Tipo de cheesecake: Horneado
Dificultad: Fácil
Preparación: 40 minutos
Cocción: 1 hora
Refrigeración: 1 hora
Tiempo total: 2 horas 40 minutos
Porciones: 12
Calorías: 375 kcal

Ingredientes:

Para la base

  • 250 gr de galletas María
  • 80 gr de mantequilla derretida
  • 1 molde desmontable de 20 cm de diámetro

Para el relleno

  • 500 gr de queso crema temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar
  • 250 ml de yogur griego natural
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • zumo de 1 limón

Para la mermelada

  • ½ kilo de fresas frescas
  • 2 tazas de azúcar blanca
  • ¼ de taza de zumo de limón recién exprimido

Preparación:🍰

  • Inicie precalentando el horno a 180 °C.
  • Lleve las galletas a un procesador de alimentos o a una licuadora y tritúrelas hasta obtener migas muy finas, seguidamente vierta las galletas en un recipiente, agregue la mantequilla derretida y mezcle con las manos o una cuchara para formar una masa.
  • Coloque la masa en el molde previamente engrasado y compacte hacia el fondo para formar una base firme y nivelada. Lleve al refrigerador por 15 minutos.
  • En un recipiente grande vierta el queso crema, el azúcar y bata a velocidad media hasta tener una consistencia bastante suave, sin dejar de batir incorpore el yogur.
  • En otro recipiente bata ligeramente los huevos y añádalos a la mezcla de queso crema junto con la harina, la vainilla, el zumo de limón y bata para unificar todo.
  • Retire el molde del refrigerador, vierta la mezcla sobre la base de galletas, nivele con una espátula, meta el molde en una bandeja profunda con un poco de agua y lleve al horno para que se cocine por 1 hora.
  • Mientras tanto prepare la mermelada, para ello, retire el pedúnculo de las fresas, lávelas muy bien, colóquelas en un recipiente y tritúrelas lo más que pueda con un tenedor.
  • Ahora vierta las fresas en una ollita, añada el resto de los ingredientes y cocine a fuego bajo por unos 25 minutos o hasta obtener una mermelada de fresa homogénea y con una consistencia un poco espesa. Remueva constantemente.
  • Retire del fuego, deje enfriar a temperatura ambiente, vierta la mermelada en un frasco de vidrio con tapa y lleve al refrigerador.
  • Cuando haya pasado el tiempo de cocción del cheesecake, apague el horno y deje que se repose media hora adentro.
  • Retire el cheesecake del horno, colóquelo sobre una rejilla para que se enfríe por completo y llévelo al refrigerador por al menos 1 hora.
  • Ya solo queda sacar el cheesecake del refrigerador, dejarlo reposar 5 minutos, desmoldarlo, agregarle por encima la cantidad que desee de mermelada de fresa casera y a disfrutar.

Tips y consejos:

  1. Si quieres decorar un poco más este delicioso y fácil cheesecake con mermelada, puedes colocarle encima unas fresas frescas, ya sean enteras o rebanadas.
  2. Si dispones de una mermelada que hayas comprado, también puede utilizarla, solo te en cuenta que al realizarla tú mismo podrás equilibrar los sabores a tu gusto.
  3. Si no eres amante de las fresas no importa, en este cheesecake puedes utilizar mermelada de mora, frambuesas, arándanos, piña, uva, ciruela o la que más te guste.
5/5 (1 Review)
Si te gusto por favor comparte