Saltar al contenido

Cheesecake de fresa con gelatina

cheesecake de fresa con gelatina

En esta oportunidad te traigo un cheesecake de fresa con gelatina realmente espectacular que es muy fácil de preparar, ideal para consentir a tus familiares y amigos o para celebrar una ocasión especial, y así disfrutes de la gran combinación de texturas y sabores que te regala su crujiente base de galletas dulces, su relleno de queso crema y su cobertura de gelatina acompañada de fresas frescas. Disfrútalo.

Información General:

Preparación: 30 minutos
Refrigeración: 5 horas
Tiempo total: 5 horas 30 minutos
Porciones: 10
Calorías: 310 kcal

Ingredientes:

  • 1 molde desmontable de 20 cm de diámetro
  • 250 gr de galletas dulces
  • 100 gr de mantequilla derretida
  • 500 gr de queso crema
  • 120 gr de azúcar
  • 200 gr de yogur griego
  • 1 cucharadita de extracto vainilla
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 2 sobres de gelatina sin sabor hidratada (50 gramos)
  • 2 tazas de agua
  • 1 sobre de gelatina de fresa (25 gramos)
  • 2 tazas de fresa frescas cortadas a la mitad

Preparación:🍰

  • Coloque las galletas dentro de una bolsa plástica y con la ayuda de un rodillo, tritúrelas lo más que pueda para obtener migas bien finas.
  • Vierta las galletas en un recipiente junto con la mantequilla derretida y mezcle con las manos o con una cucharada hasta lograr una masa.
  • Coloque la masa en un molde previamente engrasado en el fondo y presione hacia abajo para obtener una base compacta y nivelada. Lleve al refrigerador por 15 minutos.
  • Mientras tanto, vierta el queso crema en un recipiente y bata a velocidad media hasta que esté bien blando. Seguidamente añada el azúcar, bata hasta que se integre al queso crema.
  • Sin dejar de batir, incorpore la nata, la vainilla, el zumo, la ralladura de limón y la gelatina sin sabor.
  • Retire el molde del refrigerador, vierta la mezcla sobre la base, nivele con la ayuda de una espátula de silicón y refrigere por 3 horas para que el cheesecake cuaje.
  • Cuando esté por cumplirse el tiempo de refrigeración del cheesecake, coloque en una ollita a fuego lento las 2 tazas de agua junto al sobre de gelatina de fresa. Cocine hasta que la gelatina se hidrate mientras remueve constantemente. Aparte del fuego y deje reposar.
  • Retire el molde del refrigerador, coloque en la superficie las fresas cortadas a la mitad y vierta encima la gelatina de fresa. Refrigere nuevamente por 2 horas más.
  • Al pasar el tiempo, solo queda retirar el cheesecake de fresa con gelatina del refrigerador, desmoldar y servir para degustar de este delicado y exquisito postre.

Tips y consejos:

  1. Para hidratar la gelatina sin sabor, solo debe agregar los sobres en un recipiente junto con 100 ml de agua y calentar en baño de maría por 3 minutos mientras remueve, luego deje reposar hasta el momento de utilizar.
  2. Es importante emplear fresas frescas para aprovechar al máximo su sabor.
0/5 (0 Reviews)
Si te gusto por favor comparte
  • 9
    Shares
  • 9
    Shares