Saltar al contenido

Cheesecake de limón frío

receta de cheesecake de limón frío

Delicioso e increíblemente cremoso este cheesecake de limón frío que esta literalmente para chuparse los dedos, además tiene una capa de gelatina de limón que le aporta sin duda muchísima textura y un sabor fresco y natural. Lo mejor es que al prepararlo lo llevamos a la nevera y voilá no necesita cocerse en el horno.

Tipo de cheesecake: Frío
Dificultad: Fácil
Preparación: 20 minutos
Cocción: 6 horas
Refrigeración: 6 horas
Tiempo total: 6 horas 20 minutos
Porciones: 10
Calorías: 330 kcal

Aquí te dejo como hacer un cheesecake de limón frio fácilmente desde la comodidad de casa, podemos marcar las casillas para que llevemos una secuencia tanto de los ingredientes como de los pasos a realizar.

Ingredientes:

  • 1 Molde desmontable de 20 cm de diámetro.
  • 115 gr tipo María.
  • 40 gr de margarina derretida.
  • 1 cucharadita de leche.
  • 100 ml de zumo de limón.
  • 250 gr de queso crema philadelphia.
  • 200 ml de nata para montar.
  • 100 gr de azúcar glass.
  • 6 laminas de gelatina sin sabor en agua fría.
  • 100 ml de zumo de limón para la cubierta.
  • 50 gr de azúcar.
  • 50 ml de agua.
  • Ralladura de la piel de un limón.
  • Colorante vegetal amarillo.

Preparación:🍰

  • Para la base trituramos primero las galletas con un procesador de alimentos y si no tienes colócalas simplemente en una bolsa machacando con un rodillo hasta hacerlas polvo de galleta, luego vertemos eso en un recipiente hondo y le añadimos la margarina fundida y la cucharadita de leche, mezclamos con una cucharilla o con los dedos hasta obtener una textura arenosa.
  • Llevamos esa preparación al molde desmontable de 20 cm disponiéndolo por todo el fondo y haciendo ligera presión para compactar la masa de galleta. Lo llevamos al refrigerador por 10 minutos o hasta que hagamos la crema del relleno.
  • En una ollita ponemos a fuego medio alto el zumo de limón y adicionamos 50 gr de azúcar lo mezclamos bien hasta que comience a hervir, cuando alcance el punto de ebullición llevamos el a fuego bajo y le añadimos 4 laminas de gelatina escurridas (previamente hidratadas) para comenzar a mezclarlo hasta disolver la gelatina esto puede tardar un minuto, luego de un minuto hirviendo apagamos y retiramos de la cocina, mientras se enfría un poco, seguimos con el relleno.
  • Pasamos a montar la nata, es muy importante que tanto la nata, el bowl y las varillas estén muy frías, le añadimos también los 50 gramos de azúcar glass restantes y vamos a semi montar la nata, por unos minutos al terminar se sabe que esta montada porque no se forman surcos amarillentos y la consistencia es ligera y no está del todo estable, reservamos.
  • Aparte en un recipiente hondo colocamos el queso crema y agregamos la gelatina ya fría, batimos con ayuda de un batidor tipo globo manual hasta mezclar bien, para ir incorporando la nata poco a poco de manera envolvente y con movimientos suaves hasta terminar de adicionar la nata.
  • Al terminar sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla la aplanamos bien con ayuda de una espátula de silicón y la cubrimos con papel film la llevamos al frigorífico por mínimo de 4 horas.
  • Para hacer la cobertura de gelatina de limón colocamos a fuego medio alto el zumo de limón, los 50 ml de agua y los 50 ml de azúcar, y lo vamos a remover con un batidor tipo globo hasta que empiece a hervir. Cuando comience a hervir le adicionamos las hojas de gelatina escurridas y la seguimos removiendo durante un minuto, lo dejamos hirviendo durante un minuto y apagamos le podemos colocar un poco de colorante vegetal amarillo para darle color a la gelatina, mezclamos y reservamos hasta que enfrié durante 5 minutos.
  • Retiramos el cheesecake de la nevera para añadirle la gelatina pero no directamente sino con ayuda de una cuchara para no dañar la superficie de la tarta por último le podemos agregar ralladura de limón le volvemos a colocar papel film y llevamos a la nevera hasta que la gelatina se solidifique por mínimo 2 horas.
  • Después de las dos horas retiramos de la nevera y desmoldamos con ayuda de un cuchillo para separar los bordes la colocamos sobre un plato dorado y servimos al gusto.

Tips:

  1. Para que las hojas de gelatina se hidraten mejor, es recomendable que el agua esté lo mas fría posible y al sacarlas las escurrimos con un colador para sacarle toda el agua.
  2. Es importante que la nata quede semi montada para evitar que al agregarla se corte la mezcla.
  3. Podemos colocar papel film al molde antes de colocar la masa de galletas para evitar así, que se adhiera cuando vayamos a desmoldar.
0/5 (0 Reviews)
Si te gusto por favor comparte
  • 5
    Shares
  • 5
    Shares
menú